Imprimir

Escudo del Papa Francisco

EXPLICACIÓN DEL ESCUDO
“miserando atque eligendo”

EL ESCUDO
En los rasgos, esenciales, el Papa Francisco ha decidido conservar su escudo anterior, elegido desde su consagración episcopal y caracterizado por una sencillez lineal.

Sobre el escudo, azul, se hallan los símbolos de la dignidad pontificia, iguales a los que deseó el predecesor, Benedicto XVI (mitra entre llaves de oro y plata, entrelazadas por un cordón rojo). En lo alto se refleja el emblema de la Orden de procedencia del Papa, la Compañía de Jesús: un sol radiante y llameante con las letras, en rojo, IHS, monograma de Cristo. Encima de la letra h se halla una cruz; en la punta, los tres clavos en negro.

Imprimir

Jornada Juvenil en Andahuaylas

NOTA DE PRENSA.

EN  ANDAHUAYLAS

 Como  antesala a las celebraciones de la  Jornada Mundial de la Juventud del río de Janeiro 2013, la Pastoral Juvenil de la Zona de Andahuaylas - Diócesis de Abancay,  realizará  un encuentro regional  de adolescentes y jóvenes con el objetivo de  fortalecer la fe cristiana,   y la preparación para el servicio y el amor  mediante  el mensaje de cristo.

Imprimir

Fiesta de Corpus Christi en Abancay

Fiesta de Corpus Christi en Abancay

En la Fiesta de Corpus Christi, inseparablemente unida al Jueves Santo, en el que celebramos la institución de la Eucaristía, el más grande de los sacramentos es presentado a la adoración y es llevado en procesión, para manifestar que Cristo resucitado camina con nosotros, guiándonos hacia la eternidad.

Imprimir

Encuentro con Cristo y Maria

ENCUENTRO CON CRISTO Y MARÍA

La vivencia de los ENCUENTROS CON CRISTO Y MARIA es algo especial en las comunidades campesinas de la zona de Andahuaylas. Está profundamente marcado el amor a la Eucaristía por la gente sencilla y humilde de las parroquias. Aquí ha nacido la fiesta eucarística, concretamente en la parroquia de San Jerónimo y actualmente se ha expandido por Cusco, Ayacucho y Huancavelica.

Imprimir

Testimonio de Don Enrique

Mons. Gilberto Gómez González da testimonio de la vida ejemplar de Mons. Enrique, resume su vida y actividades desde el momento que la conoció.

DON ENRIQUE

Vi por primera vez a Monseñor Enrique el año 1971 o 1972. Visitó el Seminario Mayor de San José, en Vigo, donde yo estudiaba la Teología. Recuerdo que nos dio una meditación y no olvidé alguna de las anécdotas de sus andanzas misioneras. Por la tarde nos encontramos los seminaristas con él en una pequeña reunión en que nos habló de las misiones y también de la difícil situación de la Iglesia. Eran los años de la crisis postconciliar.Hizo alusión a las fuerzas del mal, a la “serpensantiqua” –en alusión al diablo- que busca dañarla.