Imprimir

ACTIVIDADES PRO REPARACION DE LA CATEDRAL DE ABANCAY

Nuestra catedral nos necesita

En nuestra ciudad de Abancay, tenemos la iglesia Catedral, la Sede del Obispo de la Diócesis. La primera piedra del templo fue colocada en 1645 por Fray Domingo Cabrera de Lartaún. La imagen principal y Patrona de la ciudad es la Virgen del Rosario, y cuya fiesta es el 7 de octubre.

 

En el arco de piedra de la antigua entrada a la iglesia por la calle, existe una inscripción, que indica que la iglesia parroquial de Abancay fue remodelada el año 1924, cuando era párroco Fray Armando Bonifaz, con la ayuda del arquitecto José Quiroga.
Posteriormente, cuando la diócesis fue creada en 1958, sólo existía una iglesia parroquial alargada y poco adecuada para ser sede episcopal. Por esta razón, Mons. Enrique Pélach y Feliú, segundo obispo de Abancay, en 1970, remodeló el antiguo templo, dándole mejores espacios y apariencia de una auténtica sede catedralicia, tal como ahora la contemplamos, con una arquitectura muy sobria y original.

Asimismo, los párrocos han realizado importantes mejoras en la Catedral de Abancay, por ejemplo,  el P. Miguel Pedrós Duch mandó confeccionar los hermosos retablos que ahora disfrutamos y que embellecen la liturgia.
Sin embargo, por el paso del tiempo, el tejado y las estructuras metálicas están deteriorados. Igualmente sucede con otras áreas y servicios que deben ser renovados, como son las bancas, los confesonarios. Las paredes y las estructuras mismas requieren no sólo del pintado sino un tratamiento más integral. Asimismo, las paredes, las instalaciones eléctricas, y la distribución de los espacios, requiere de una renovación.
Por las razones expuestas, la parroquia “El Sagrario” está organizando una gran actividad para el próximo 29 de agosto.
Invitamos a participar en este evento a toda la ciudadanía de Abancay: a las autoridades, a las instituciones públicas y privadas y a los fieles en general. También pensamos en los abanquinos residentes en otras ciudades del Perú y del extranjero quienes buenamente pueden sumarse a esta gran tarea.
La Catedral de Abancay es la iglesia mayor de Apurímac y es nuestra casa principal, imagen de la ciudad, súmate para renovarla.